noticias

HORMIGONES AUTORREPARABLES

En las últimas décadas, el hormigón se ha convertido en un material con múltiples posibilidades permitiendo avanzar más rápido y seguro empleando tecnologías más innovadoras y eficientes, como es la impresión 3D aplicada a la edificación.

Los smart materials y la impresión 3D favorecen y habilitan una manera inmediata de llegar a nuevas creaciones e ideas emergentes de la constante inspiración de los arquitectos. Ello supone una materialización de sus diseños e ideas que de otro modo se quedarían sobre el papel o el ordenador en bocetos.

 

Las sinergias surgidas entre estos nuevos instrumentos, smart materials junto con la impresión 3D, están aportado solución a los retos de diseño y fomentando la fabricación aditiva. Uno de los puntos clave en ese progreso en el campo de la edificación con estas tecnologías, es la necesidad del desarrollo de un material base-cemento inteligente, que permita prevenir los daños por fisuración que sufren las infraestructuras de hormigón debido a factores externos, que van desde las continuas cargas mecánicas, hasta la exposición a condiciones ambientales extremas.

 

El material base-cemento inteligente que mejor se adapta a estos problemas, son los hormigones auto-reparables que tienen la capacidad de sellar las fisuras incipientes, a escala micrométrica, mitigando la perdida asociada en las propiedades mecánicas y de estanqueidad frente a agentes agresivos.

 

Para que todos lo entendamos: ¿qué buscamos con este hormigón auto-reparable? Que “se cure solo”, de la misma manera que el cuerpo humano tiene mecanismos para curar sus heridas. Se trata con ello de conseguir aumentar la vida útil del material, minimizar los riesgos que conlleva la aparición de las fisuras y reducir los costes, tanto económicos, como medioambientales y sociales, asociados con las tareas de mantenimiento y reparación.

Tal es el caso, por ejemplo, que un muro impreso con hormigón auto-reparable que por alguna circunstancia llegase a agrietarse, los componentes de los que se compone el material inteligente podría sellar la fisura y evitar imprevistos.

 

 

El desarrollo de materiales base-cemento con esta funcionalidad, es una de las líneas de investigación más activa actualmente en el campo de los materiales de construcción. Con toda seguridad los hormigones auto-reparables formarán parte de las construcciones en las ciudades inteligentes del futuro, aunque queda trabajo por hacer en el desarrollo de los mismos.

A3D Printer